Las cerezas siempre han sido consideradas una de las mejores frutas para depurar el organismo y liberarlo de toxinas, gracias a su riqueza en antocianinas que proporciona a nuestras cerezas ese color rojo-morado tan característico.

La cereza es nuestro principal producto, siendo las variedades Monzón y Lámper las más idóneas para la fabricación de fruta confitada y las mejores para su almacenamiento y mantenimiento en SO2, ya que conserva el rabito, y nos permiten deshuesarlas para las cocktail cherries.

Las cerezas que vende nuestra empresa, crecen principalmente en el Valle del Jerte, Extremadura. La plantación de cerezos y un cultivo adecuado hacen que la cereza recogida durante los meses de mayo a julio, den lugar a un producto de alta calidad. De entre las variedades que encontramos en esta zona, podemos destacar las cerezas Ambrunés, California y Pico Colorado. Aunque adquirimos cerezas de toda España de variedades como Monzón, Blanca o Lámper.

Las cerezas frescas se exportan a toda Europa para la elaboración de cerezas en almíbar.

Las cerezas en SO2 son el componente principal para la fabricación de productos como las frutas confitadas, las conservas de fruta, las cerezas al marrasquino (cocktail cherries).

Las cerezas en alcohol a su vez, son utilizadas para la fabricación de bombones. E incluso, se pueden usar para la elaboración de Kirschwassser (licor de cereza).

Las cerezas de Espagry Ibérica almacenadas en SO2 han sido procesadas y tratadas en nuestras instalaciones bajo los más altos estándares de calidad y seguridad para satisfacer las exigencias de nuestros clientes.

Cereza Congelada

Las cerezas congeladas en fresco son ideales para disfrutar de las propiedades de la cereza en otras épocas del año mientras se mantienen su frescura, dulzor y sabor. Las cerezas congeladas se empaquetan a granel para su uso en industrias de fabricación de yogur, helado o para rellenos pasteleros y postres de confiterías y reposterías industriales.

Cereza deshidratada

Nuestra cereza seca o deshidratada de gran calidad también permite aumentar la vida útil de las cerezas, de manera totalmente natural sin aditivos. Podemos verlas en snacks (como barritas de cereales o acompañamiento de cereales, entre otros) o recubiertas de chocolate, siendo un potencial complemento de alta calidad y gran aporte de fibra del desayuno.

Si la cereza tienen un alto grado de deshidratación, puede ser molida, dando como resultado la «harina de cereza», muy utilizada en la fabricación de batidos, yogures o saborizantes de comidas y postres en la industria.